¿Instalamos, inspeccionamos y mantenemos correctamente las instalaciones de detección gas en establecimientos comerciales e industriales?

En este post trataremos sobre como los proyectista debemos seleccionar los equipos a instalar, y puntos claves a tener en cuenta a la hora de no instalar equipos de uso domestico en establecimientos comerciales o industriales.

Comencemos indicando los elementos que deberá tener cualquier instalación de detección de gas:

  • Central de detección de gas
  • Detector de gas
  • Test Kit para probar el sistema de alarma

Y como no, hablaremos de la normativa existente en España para la correcta instalación de una sistema de gas:

Normativa para Detectores de Gas a instalar en locales Colectivos, Comerciales e Industriales:

UNE-EN 60079-29-1: Atmósferas explosivas. Parte 29-1: Detectores de gas. Requisitos de funcionamiento para los detectores de gases inflamables.

Normativa para Detectores de Gas a instalar en locales Domésticos: Vivienda de las personas:

UNE-EN 50194-1: Aparatos eléctricos para la detección de gases combustibles en locales domésticos.

Importante. Todo sistema de detección de gases que se instale debe mostrar de forma inequívoca su marcado a normas e ir acompañado de su «declaración UE de conformidad» emitida por el fabricante, donde se indica el organismo notificado que certifica el producto.

Se hace necesario antes de la compra de equipos, comprobar que cumple con la legislación española/europea actual, pidiendo los certificados de los mismos al fabricante y comprobando que los equipos cumplan con la norma aplicable a la instalación donde se incorporará los mismos (No sería valido instalar un detector de gas que indique que cumple la norma UNE-EN 50194-1 destinados a uso domésticos en un establecimiento comercial).

¿Es necesario un Test Kit para la correcta inspección de la instalación?. Rotundamente SI. Se puede decir que es esencial para la correcta inspección de los sistemas de alarma de gas, debido a que proporciona el suficiente porcentaje de agente para hacer actual al sensor y remitir la alarma a la central. Emplear cualquier otro tipo de agente (no indicado por el fabricante) podría producir daños graves en el sensor, y por tanto no realizaría su función en caso de escape de gas en el recinto instalado.

Indicar que de media, los sensores de gas tienen una vida útil de 4 años en ambientes limpios, y que sería necesaria la comprobación del buen funcionamiento del equipo cada 6 meses. Si en una de las inspecciones, no actuase la central de alarma tras proyectar el agente del Test Kit sobre el sensor, una causa probable sería el mal funcionamiento del sensor; por lo que sería conveniente su sustitución inmediata.